IBTM: buenas expectativas para 2024, pero la fuga de talento preocupa | Federació Hostaleria de Girona

Blog

imatge 3

IBTM: buenas expectativas para 2024, pero la fuga de talento preocupa

  |   Novetats

Hosteltur. En líneas generales, el sector tiene buenas expectativas para 2024 gracias a la fortaleza de la demanda tras la pandemia.

La feria IBTM Barcelona, que ha abierto sus puertas este martes 28 de noviembre, prevé reunir esta semana cerca de 12.000 profesionales del sector MICE y 3.000 compradores. En líneas generales, el sector tiene buenas expectativas para 2024 gracias a la fortaleza de la demanda tras la pandemia. Sin embargo, la fuga de talento es uno de los aspectos que más sigue preocupando a las empresas.

Optimismo en el sector…

Según los resultados del informe “Global Destination Report” que se ha presentado en la IBTM, los resultados de 2023 invitan al optimismo.

En este sentido, el 61% de los destinos ha registrado un incremento de los negocios respecto al año pasado, frente al 34% que ha registrado los mismos niveles y un 5% que ha notado un descenso.

… A pesar de estar “en el filo de la navaja”

El segmento MICE, en cualquier caso, no es ajeno a la compleja situación internacional que puede afectar la confianza de varios sectores económicos (automoción, industria farmacéutica, tecnológicas, finanzas, etc) y organizaciones (médicos, abogados…) a la hora de planificar sus convenciones y congresos de cara a los próximos tres años.

“No es un eufemismo decir que 2024 será uno de los años más importantes del siglo XXI. El panorama económico, político y ecológico de nuestro planeta está en el filo de la navaja y la llegada de la Inteligencia Artificial puede cambiar la situación de varias maneras”, expone Alistair Turner, autor del informe de tendencias que cada año se presenta en la IBTM.

Fuga de talento a otros sectores

A las incertidumbres globales se añade un problema persistente que afecta el día a día de miles de empresas que operan en el ecosistema MICE, sean cadenas hoteleras, agencias de eventos, organizadores de congresos… Esa pesadilla no es otra que la fuga de talento o “la gran renuncia”, un fenómeno que se aceleró tras la pandemia.

“Las empresas que operamos en este sector competimos ahora -entre nosotras y contra otros sectores económicos- por captar personal. Es una situación que nunca había pasado en el turismo de convenciones y congresos”, expone Sian Sayward, de la empresa británica de eventos Inntel. Y de momento parece que el resultado de esa batalla está siendo desfavorable para el MICE. “Estamos perdiendo gente, que se va a otros sectores como el comercio y la logística en busca de mejores salarios, horarios y/o condiciones de trabajo”, advierte Sayward.

Quizá el problema, apunta esta experta, es que muchas empresas que operan en la industria turística MICE todavía ven a sus empleados “como un coste, cuando deberían considerarlos como un activo”.

Sin embargo, el coste que más debería preocupar a esas “empresas dinosaurios”, añade, es “el coste de la captación de talento, que puede ser elevadísimo”.

“Una profesión, más que un empleo”

Desde American Express Global Business Travel también han planteado la cuestión de los recursos humanos en su informe anual de tendencias. Básicamente, han preguntado a los organizadores de eventos si están satisfechos en sus respectivas empresas y el 70% ve improbable buscar un nuevo trabajo en los próximos doce meses.

Al presentar los resultados de este informe en la IBTM, la directora de negocio de American Express Meetings & Events para Reino Unido, Catherine Southall, comentaba que quizá la clave para retener el personal podría resumirse en “considerar nuestro trabajo como una profesión, más que un empleo”.