Blog

Las estaciones de esquí del Pirineo francés invierten 68 M €

  |   Novetats

Hosteltur. El turismo de esquí apuesta por un modelo de desarrollo sostenible.

Las 39 estaciones alpinas del Pirineo francés inician la temporada de nieve con una inversión de 59 millones de euros, a los que se suman nueve millones por parte de los espacios nórdicos. El principal objetivo de este desembolso es luchar contra el cambio climático. Además de apostar por medidas como la economía circular y la eficiencia energética, se incluye una mejora en la gestión de los remontes, destinada a reducir el impacto medioambiental.

Desde hace años, estas estaciones trabajan en la aplicación de los 16 compromisos ecológicos para preservar la montaña. El objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, gestionar el agua, proteger la biodiversidad y preservar el paisaje.

La estrategia también incluye optimizar el consumo de energía en los remontes y la nieve artificial, la conducción ecológica de las máquinas pisanieves y la formación del personal; así como repensar el uso de los edificios y el alumbrado público.

Son algunas de las iniciativas que se llevan a cabo con el apoyo del Estado y de las regiones de Occitanie y Nouvelle-Aquitaine, que han acordado un esfuerzo conjunto y excepcional de 54 millones de euros en 2021 y 2022 en el marco del Plan Avenir Montagnes, un programa lanzado en mayo de 2021 para apoyar los territorios de montaña hacia una oferta turística más sostenible, adaptada a las especificidades de cada macizo.

Además de los 68 millones invertidos por las estaciones de nieve, los seis departamentos turísticos (Pirineos Atlánticos, Altos Pirineos, Alta Garona, Ariège, Aude y Pirineos Orientales) han aportado 54 millones de los 311 destinados al programa de desarrollo de la sostenibilidad previsto en el Plan Avenir Montagnes. Son 122 millones de euros a favor del desarrollo turístico sostenible para reducir el impacto medioambiental y hacer frente al cambio climático.

Mejora de la eficiencia

Las medidas para impulsar la sostenibilidad, incluyen una mejora en la gestión de los remontes. Algunas estaciones están desmontando los antiguos y reduciendo su número, con el fin de que sean más cómodos y fluidos y reduzcan el impacto en el entorno.

En Saint-Lary (Altos Pirineos), por ejemplo, se han instalado dos nuevos remontes y se han eliminado cinco, lo que amplía su recorrido hasta los 1,6 kilómetros y aumenta la seguridad y la comodidad, al tiempo que reduce el impacto y la huella medioambiental.

En la estación de Somport (Pirineos Atlánticos), se han invertido cinco millones de euros para modernizar y diversificar sus actividades. Se ha desarrollado un proyecto eco-responsable que busca la integración paisajística, un mejor rendimiento energético y térmico y la reutilización de materiales de construcción en la obra y saneamiento.

Grand Tourmalet, también en Altos Pirineos, está desarrollando un programa de inversiones de 32 millones de euros en los próximos 10 años. Entre otros objetivos, permitirá el desmantelamiento de dos remontes y la demolición de varios edificios envejecidos, además se reutilizarán los materiales excavados.

El dominio nórdico Beille, inaugurado en 1990, se renueva. En 2021 se inició una importante operación de rehabilitación de todas las infraestructuras. Cuenta con un nuevo edificio que ahorrará un 58% de consumo energético en comparación con el antiguo.



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies