Blog

Barcelona aprueba un “Plan Verano” para controlar el turismo masivo

  |   Novetats

Hosteltur. Se contemplan varias medidas contra los alojamientos ilegales y los grupos en la calle se limitarían a 15 personas.

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes que el consistorio impulse un “Plan Verano” antes del 30 de junio que contemple medidas para controlar y regular el turismo que se está reactivando en la ciudad.

Se trata de una propuesta presentada por ERC, que ha sido respaldada por Barcelona en Comú y el PSC, mientras que Cs, Valents y la concejal no adscrita Marilén Barceló han votado en contra. JxCat y el PP se han abstenido.

“Queremos una ciudad con turismo, sí. No queremos una ciudad que dependa del turismo. Ni turismofobia ni masificación dañina. Hace falta un nuevo rumbo, una gobernanza, una nueva visión. No podemos aceptar el retorno al crecimiento ilimitado que algunos pregonan ni dejar que se imponga una ilusión del decrecimiento sin alternativa que otros predican”, ha señalado el presidente del grupo municipal de ERC, Ernest Maragall.

Medidas contempladas

La propuesta aprobada pide licitar con urgencia la contratación y reactivación del equipo de visualización de alojamientos ilegales, presentar el informe sobre la licencia municipal de empleo del dominio público por parte de los grupos de turistas organizados, con el objetivo de poder limitarlos a un máximo de 15 personas, o promocionar nuevos recursos y rutas turísticas en diferentes distritos de la ciudad para “descongestionar” Ciutat Vella y el Eixample.

Asimismo, insta a presentar el informe sobre la capacidad de carga turística de la ciudad de Barcelona para valorar, entre otros, la gestión de la llegada de cruceristas en tráfico o informar sobre la previsión de ingresos del Impuesto sobre las Estancias en Establecimientos Turísticos (IEET) y de su recargo municipal este 2022, así como qué proyectos tiene previsto financiar con la cantidad recaudada.

Desde el gobierno municipal de Barcelona en Comú y el PSC, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha acusado a Maragall de “estar tentado de hacer el discurso turismofóbico”, y ha defendido la gestión y gobernanza turística del consistorio.

Sin embargo, ha justificado el voto a favor señalando que la mayoría de medidas contempladas en la proposición ya están en desarrollo e incluidas en los planes del gobierno municipal.

 

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies