Blog

img_jblanch_20181203-193455_imagenes_lv_terceros_presentacio-espai-crater-jordi-altesa-5_4_5_3319750425-kWxF-U472677661217ZPH-992x558@LaVanguardia-Web

Un gran espacio dedicado a los volcanes, futuro revulsivo turístico de la Garrotxa

  |   Novetats

La Vanguardia. Un nuevo centro sobre la historia natural de la comarca, de más de cuatro millones de euros y que genera diversidad de opiniones, podría abrir sus puertas en verano de 2021.

La Garrotxa es tierra de volcanes. Esta comarca de Catalunya cuenta con decenas de montes nacidos hace miles o hasta cientos de miles de años fruto de la erupción de lava aunque en la actualidad, se encuentran inactivos. El territorio conforma el Parque Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa y tiene una rica historia natural. Los visitante pueden, además de realizar varias rutas y excursiones por los principales volcanes de la zona, aprender más sobre ellos en el Museu dels Volcans, un centro situado en Olot, la capital de la comarca. Además, dentro de unos dos años, podrán hacerlo en un nuevo local: el Espai Cràter.

El Ayuntamiento ha impulsado este nuevo espacio como un centro de interpretación sobre la historia natural y cultural de la comarca, que contará con más de 1.000 metros cuadrados de extensión. El Espai Cràter -cuya construcción todavía no ha comenzado- se ha definido con la participación de los vecinos, que pudieron ofrecer sus sugerencias el año pasado, y se ha planteado aprovechando las tecnologías del Siglo XXI para ofrecer una experiencia educativa y entretenida al mismo tiempo.

Espai Cràter. Elementos audiovisuales e interactivos

Así, los visitantes, que se espera que sean tanto familias como grupos de estudiantes, podrán descubrir a historia y funcionamiento de los volcanes de la Garrotxa con una gran área de exposición en la que los elementos audiovisuales e interactivos tendrán un papel primordial en la experiencia. El Espai Cràter también se plantea como un centro en el que apoyar la investigación científica. Finalmente, habrá una zona dedicada al turismo general de Olot y un auditorio donde se realizarán conferencias o proyecciones de documentales. Eso sí, el Ayuntamiento ha avisado que el proyecto todavía podría sufrir algunos cambios antes de quedar definido de forma definitiva.

El ambicioso proyecto ya ha sido aprobado de forma inicial y cuenta con una partida en los presupuestos municipales de este 2020. De hecho, se espera que se pueda comenzar a visitar en verano de 2021. Sin embargo, el camino hasta su proyección ha sido complicado y ha tenido la oposición de varios sectores municipales.

El actual equipo de gobierno, con mayoría absoluta de JuntsxCat, ha dado el impulso final a uno de los principales pilares de su programa electoral en las pasadas municipales y en el que ya había trabajado en la anterior legislatura.

El proyecto también era un objetivo del PSC desde hace años. Por su parte, ERC y la CUP se han mostrado contrarios a su construcción en todo momento. Ambos partidos consideran que la inversión que requerirá el proyecto (más de cuatro millones de euros) es muy elevada y se podría destinar a otros fines más prioritarios de ámbito social, como la vivienda o la mejora de los barrios de la ciudad.

Pese a mostrarse a favor del proyecto, el PSC rechaza a algunos aspectos del Espai Cràter. El partido socialista presentó alegaciones al proyecto aprobado. Entre ellas, estaba la reclamación de que el auditorio previsto, con capacidad para 100 personas, es excesivo, y alegan que Olot ya dispone de espacios similares para cumplir su función. También pidieron que se estudiara un cambio de ubicación, prevista cerca del volcán Montsacopa. En ambos casos, el gobierno desestimó las alegaciones. Sí que tuvo en cuenta la reclamación de más servicios en el equipamiento.

Presupuesto. Un proyecto de más de cuatro millones de euros que podría abrir sus puertas en verano de 2021

En total, el Espai Cràter tiene un coste previsto de 4.266.392 euros. De esos, el Ayuntamiento pagará aproximadamente un millón.

El resto estará financiado con subvenciones de fondos FEDER (de 700.000 y 200.000 euros), la Diputació de Girona (920.000 euros), dos Planes de Fomento de Turismo (350.000 euros cada uno) y la subvención para instalar una nueva caldera.



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies