Blog

La economía ralentiza su crecimiento en el mundo pero esquiva la recesión

  |   Novetats

Hosteltur. La OCDE preveía que se recuperarían los niveles previos a la pandemia de la COVID-19 en 2022 o 2023, pero la guerra ha truncado las previsiones.

Antes del estallido del conflicto generado por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) preveía que la economía mundial volvería a los niveles prepandemia entre 2022 y 2023. Sin embargo, en su último informe, publicado este jueves, reconoce que la guerra reducirá el crecimiento en un punto porcentual durante el primer año. El impacto será moderado y no llevará a una recesión, pero el efecto más destacado será un incremento en 2,5 puntos de la inflación en el mundo, que se situará en el 6,7%, cuando la última estimación de dicho organismo, en diciembre, la situaba en el 4,2% en 2022.

El informe explica que en la zona euro el conflicto restará 1,4 puntos al Producto Interior Bruto (PIB) y en Estados Unidos alrededor de 0,9 puntos, mientras la economía rusa será la peor parada. La OCDE prevé una profunda recesión en Rusia, con una caída de su economía del 10% y un incremento de los precios de hasta 15 puntos.

Con las sanciones aplicadas a este país, “la recesión en Rusia podría ser incluso mayor que en los episodios anteriores. Como ejemplo, están las grandes recesiones que se registraron en otros países sujetos a sanciones internacionales, incluido Irán. En Ucrania, es probable que el daño causado por la guerra sea aún mayor”, advierten desde la OCDE.

Respecto al incremento de los precios en el ámbito de los estados de la moneda única, el avance de la inflación será algo menor, de unos 2,3 puntos más de lo estimado, hasta superar el 5%.

La OCDE es la segunda gran institución que publica previsiones sobre los posibles efectos de la guerra en la economía. La semana pasada lo hizo el Banco Central Europeo, que redujo sus estimaciones de crecimiento para la zona euro hasta el 3,7%, frente al 4,2% de su última estimación.

Las estimaciones para España

Ninguna de las dos instituciones ha analizado cómo repercutirá la guerra en el PIB o en la inflación de España. Quien sí ha desarrollado estimaciones es Funcas. En su informe de marzo, señala que la economía española crecerá este año un 4,8%, ocho décimas menos de lo esperado, debido a la elevada incertidumbre respecto a la evolución del citado conflicto, las nuevas sanciones que pueden adoptarse y la trayectoria que sigan los precios de los productos energéticos.

El informe explica que cuatro de los 19 panelistas aún no han modificado sus previsiones para incorporar el impacto de la guerra. Por tanto, si solo se tienen en cuenta las respuestas de los que lo han incorporado, la previsión media se situaría en el 4,6%, un punto porcentual menos que en el consenso de enero.

En lo que se refiere al mercado laboral, la previsión media de creación de empleo para 2022 se ha rebajado en medio punto, hasta el 3,5% (3,4% excluyendo a los panelistas que no han actualizado sus previsiones). La tasa de desempleo en media anual bajaría este año hasta el 13,9%, tres décimas menos que en el Panel anterior, a pesar del empeoramiento de la previsión de crecimiento.



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies