Blog

Ser verde: del deseo a la exigencia

  |   Novetats

Hosteltur. Los turoperadores dan prioridad a los hoteles que demuestran su sostenibilidad. La gestión sostenible ha dejado definitivamente de ser una cualidad de algunos hoteles y se ha convertido con los últimos años en un componente obligatorio, especialmente cuando se trata de continuar presente en el catálogo de los principales turoperadores europeos. Además, es rentable.

Los turoperadores llevan mucho tiempo incentivando a los hoteles para que sean sostenibles, premiándoles de muy diversas maneras, por ejemplo destacándolos en sus webs para darles más visibilidad antes sus clientes. Según explica el responsable de Desarrollo de Negocios de la consultora Binaura Risk Intelligence, Abraham Parrona, “para ello crearon sistemas que podríamos catalogar de autoevaluación, mediante un ‘checklist’, como Travelife. Pero inicialmente no podían considerarse sistemas de gestión, y eran medidas escasas y de poco calado en los hoteles. Con el tiempo, ese método ha aumentado considerablemente sus exi- gencias, y los hoteles se ven sometidos a auditorías y controles por parte de los turoperadores”.

En cualquier caso, añade, aquellos hoteles que se inclinen por un sistema de gestión medioambiental basado, por ejemplo, en la Norma ISO 14001 cubren con creces los criterios de Travelife. Pero además dotan al establecimiento de “un sistema en continua mejora, que aporta un importante ahorro de costes y una mejora en la imagen de marca, entre otros muchos beneficios”. Los turistas más concienciados con políticas de sostenibilidad son alemanes y escandinavos. Travelife y Green Key suponen el mínimo que exigen los turoperadores, pero certificaciones como la europea EMAS o la internacional ISO 14001 “son muy bien recibidas por los operadores, conscientes del esfuerzo que implican”. Y los beneficios para los clientes y los propios hoteles son excepcionales”.

Desde Binaura llaman la atención acerca de que las iniciativas de gestión de calidad no están entre las prioridades de los turoperadores. “El gran know-how en gestión que atesoran nuestras cadenas -aunque un SGC aportaría grandes ventajas-, pue- de ser una de las razones por las que los turoperadores destinen sus esfuerzos a criterios más novedosos”. Es “relativamente reciente el interés por parte de los ciudadanos y de las empresas en adoptar comportamientos responsables con la so- ciedad y con nuestro entorno, y esta concienciación convierte a esos sistemas de gestión en algo que aporta un valor añadido muy atractivo para los clientes”.

Un target de 10 millones de clientes para TUI

Desde TUI Group han explicado a HOSTELTUR que, en los últimos años, “hemos alineado y enfocado nuestras exigencias a los hoteles en valorar estas certifica- ciones. Animamos a nuestros proveedores hoteleros a obtener certificaciones medioambientales fiables reconocidas por el Global Sustainable Tourism Council (GSTC), una iniciativa global dedicada a promover las prácticas de turismo soste- nible en todo el mundo”. Como parte de la estrategia de TUI centrada en sostenibili- dad, el grupo quiere aumentar el número de hoteles que cuenten con estas certifi- caciones, de cara a su objetivo de llevar en 2020 a más de 10 millones de clientes a hoteles con certificaciones fiables.

Las certificaciones reconocidas o aproba- das por el GSTC son conformes al Global Sustainable Tourism Criteria. Esto cubre todos los aspectos de la sostenibilidad –medioambiental, social y económico- que proporciona un marco para evaluar la sostenibilidad de los negocios turísti- cos. Esta clase de certificación demues- tra que el hotel cuida el medio ambiente, a sus empleados y a la comunidad local. Actualmente 25 estándares han conseguido el reconocimiento del GSTC o su aprobación, incluyendo Travelife, Green Key, Green Globe o Earthcheck.

Nosotros encontramos un vínculo claro entre mayor sostenibilidad gestionando hoteles y mayores niveles de satisfacción de los clientes”. TUI trabaja especialmente con el programa de Travelife, y, aunque es exigente en este sentido con todos los hoteles, está especialmente volcado en la gestión sostenible de sus hoteles propios y hoteles concepto.

Desde Binaura recomiendan a los hoteles tener en cuenta que “está cambiando la manera en que los turistas pueden acceder a la reserva de sus vacaciones, y en el futuro habrá muchos más actores además de los turoperadores”. La consultora destaca que la alta demanda actual puede cambiar de signo en el futuro mientras que el protagonismo de las viviendas vacacionales supone también un reto. “Los compromisos con la gestión responsable aportarán una diferenciación y un valor añadido frente a este incipiente modelo de pernoctación”. Además, “son muchas las ventajas que aporta este tipo de sistemas de gestión para el hotel, como fidelización, imagen de marca, ahorro de costes, satisfacción de trabajadores y clientes, mejora en la utilización de recursos, etc.”