Blog

Seguridad y velocidad de carga de la web, esenciales para la venta directa

  |   Novetats

Hosteltur. Los hoteleros deben aplicar los protocolos https y http2 en sus webs. Desde Mirai siempre han argumentado que la tecnología es clave para la venta directa, la base sobre la que apoyar todas las acciones para potenciar la web del hotel. Sin una buena tecnología los esfuerzos para impulsar el canal directo serán en balde; aunque es un elemento fundamental pero a la vez insuficiente. Por ello desde la consultora, Roberto Carrazana asegura que “el no disponer de una buena tecnología es un error que ningún hotel debería cometer” y se fija en la seguridad y la velocidad de carga de la web como “dos buenos ejemplos de funcionalidades que las grandes OTA ya tienen y el hotel deberías tener en su página”.

Carrazana analiza los protocolos https, que aporta seguridad a la web y que cada vez es más habitual, y http2, tecnología relativamente novedosa que proporciona rendimiento y que todavía pocos proveedores ofrecen en España, a pesar de ser “el nuevo estándar marcado por el todopoderoso Google”.

Ambas oportunidades de mejora, advierte, “en poco tiempo van a transformarse en amenaza” si no se dispone de ellas, por lo que “toca ponerse manos a la obra, revisar nuestra tecnología y actualizarla lo antes posible”.

Seguridad

Las webs bajo https, como reconoce el consultor, “no son nada nuevo y existen desde hace décadas. En cambio, el añadir este nivel de seguridad ha estado históricamente reñido con el rendimiento (webs más lentas), con el coste (los certificados SSL eran caros) y con la implementación (instalación y mantenimiento complejo)”.

Afortunadamente, añade, “en los últimos años se ha avanzado mucho en estos tres aspectos: los procesadores son ya tan rápidos que el encriptado SSL no supone retraso alguno; el coste de los certificados, aunque existe, ha bajado sustancialmente; y la instalación y mantenimiento se van haciendo poco a poco más sencillos y escalables”.

A día de hoy, concluye, “no hay motivos para no disponer de https en la web del hotel” y anima a los que aún no lo hayan aplicado a ponerse “manos a la obra ya que las ventajas que aporta son muchas”:

– Mayor seguridad en la interacción con los clientes, gracias a la creciente concienciación del usuario, la encriptación de la información, la integridad de los datos y la autenticación, que “evita o reduce al mínimo la posibilidad de ataques de hackers”.

– Posicionamiento en Google, ya que desde hace unos años el buscador considera tener la web bajo https como una “señal positiva para el posicionamiento orgánico o SEO”, si bien Carrazana admite que “el impacto ha sido muy discreto hasta la fecha”.

– Evitar el aviso de ‘No seguro’ de Chrome, y en el futuro de todos los navegadores: “Google sigue su camino y pasa de premiar a los que adoptan https a penalizar a los que no lo hacen”, por lo que a partir de julio mostrará un aviso de ‘no seguro’ en las webs que no lo tengan. Pero además, según explica el consultor, “hay que verificar que se tiene un buen certificado. Google Chrome dejará de confiar en los certificados Symantec y ha anunciado que desde el 13 de septiembre mostrará un aviso de seguridad a las webs que sigan usando sus certificados”.

Velocidad de carga

http2 es la última evolución de http, también llamado http1, cuya primera versión nació en 1996. Es un cambio radical en cómo servir las páginas web que supone una mejora sustancial en su rendimiento, reduciendo hasta un 50% el tiempo de carga, debido a que el procedimiento es totalmente diferente: así, “en http el navegador pide al servidor elemento a elemento de la web (imágenes, css, javascript, etc.) hasta completar la página y mostrarla en la pantalla; mientras que en http2 el servidor se anticipa y envía directamente todos los elementos sin esperar a que se lo pida en navegador”.

A diferencia de https, como señala Carrazana, “el uso o no de http2 será invisible para el usuario ya que las urls las seguiremos escribiendo como hasta ahora”, si bien existen herramientas online para verificar si una web lo tiene activado. Las grandes cadenas como Meliá, Barceló, Iberostar, NH o Palladium ya lo utilizan, no así otros grupos de menor tamaño ni “la mayoría de los hoteles independientes, perdiendo así una gran oportunidad de prestar un mejor servicio a sus clientes”.

Y es que a día de hoy se estima que el 95% de los usuarios en países europeos, Japón o Estados Unidos, los mercados emisores turísticos más importantes, usa navegadores compatibles con http2. A nivel mundial, incluyendo Rusia, India, China o el continente africano, ese porcentaje se reduce al 85%. Aún así, en los casos en que el navegador no tenga compatibilidad plena, según apunta el directivo, “no supone un problema, ya que la web se serviría igualmente por http como se ha hecho siempre, por lo que nunca daría fallo”.