Blog

Retos en la gestión de destinos pospandemia

  |   Novetats

Hosteltur. La descentralización geográfica y económica de las actividades es la clave. Carlos Romero, director de Investigación, Desarrollo e Innovación de Segittur, ha desgranado en su intervención en el Forum TurisTIC 2021 cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los destinos en su gestión tras la pandemia. Romero ha participado en la mesa redonda “Turismo: de la problemática global a la solución local” junto a Íñigo Valenzuela, CEO y fundador de Smartvel; Marina Martínez-García, de SOST (Oficina Española para la Ciencia y la Tecnología); y Joan Borrás, director de Proyectos de TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y Turismo del Departamento de Innovación Turística de Eurecat; moderados por Patrick Torrent, director ejecutivo de la Agencia Catalana de Turismo.

Carlos Romero ha citado como desafíos para los destinos en esta nueva era “interactuar con el turista una vez que está en el destino; las dificultades que se encuentran para atraer a determinados segmentos estratégicos; la falta de información y datos para la gestión más eficiente de procesos, tanto en el caso de los gestores de destinos como en las pymes allí establecidas; y la dificultad en elaborar una propuesta de valor del destino, ofreciendo acceso a productos más diferenciales de proveedores locales”.

“En la generación de propuestas diferenciales de la mano de proveedores locales surgen muchas oportunidades que vienen dadas por el contexto, la respuesta a esos retos y las herramientas tecnológicas a su alcance”, según Carlos Romero.

Unas herramientas tecnológicas que van a experimentar un crecimiento exponencial de la mano del low code, con la posibilidad de crear esos productos tecnológicos sin una programación compleja detrás, como avanzó Lasse Rouhiainen, asesor y experto internacional en inteligencia artificial en La inteligencia artificial, clave para salir de esta crisis, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

En este sentido Joan Borrás ha recordado que, “según datos de la consultora Gartner, para 2024 el 80% de las soluciones tecnológicas estará programado por personas sin una amplia preparación técnica, lo que provocará un gran desarrollo de esas soluciones que va a implicar un cambio muy importante”. El primer paso en esa implantación del low code, según Íñigo Valenzuela, ha sido la posibilidad de “subir todo a la nube”.

Ravalopoly, caso de éxito en el Barrio del Raval

Para Daniel Ferrer, CEO de la startup Explorins, “la pandemia ha interrumpido una actividad que en muchos casos ya no era sostenible ni repercutía económicamente en todos los actores implicados. La descentralización geográfica y económica de las actividades es la solución para lograr un mayor impacto positivo social, económico y medioambiental”.

La clave reside, en su opinión, en “llevar a los viajeros a sitios donde no han ido antes, y para ello la cultura local, ya sean costumbres, comercios emblemáticos, etc., se erige como la promotora de esa dinamización. Se trata de abrir el sector cultural a ese público pero sin necesidad de crear un producto ex profeso sino haciendo lo que ya hacían, abriendo la participación a todos los agentes del destino, favoreciendo la venta cruzada y la interactividad para crear nuevos vínculos, siempre de la mano de herramientas online-offline en un modelo híbrido”.

Es lo que han llevado a cabo con su proyecto Ravalopoly para dinamizar el Barrio del Raval de Barcelona, donde han creado, como ha explicado Ferrer, “un universo con su propia entidad y espacio en el que están presentes todos los agentes de la zona aunando esfuerzos. La experiencia es offline, pero el visitante puede empezar a vivirla ya desde casa con contenidos digitales que narran la vida del barrio y que le permiten interactuar con el lugar. El dinero recaudado, también gracias a la venta cruzada, se dona a fundaciones de la zona y se estrecha así aún más el vínculo con el barrio”.

El resultado en un barrio como el del Raval, con “sus complejidades para dinamizarlo”, no deja lugar a dudas: se han creado cuatro categorías con 11 rutas y 48 paradas, de lo que se han beneficiado cuatro fundaciones. “La colaboración con muchas entidades y contar con el apoyo del barrio nos ha permitido abrirlo de manera híbrida a un nuevo público, precisamente porque sus miembros se han mostrado dispuestos a crear ese vínculo, esa narración que les identifica”. “La narración es la que convierte un lugar en algo significativo”, en palabras de Daniel Ferrer, CEO de Explorins.



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies