Blog

Poner en valor el liderazgo femenino en lugar de imitar al masculino

  |   Novetats
Hosteltur. La mujer en el negocio hotelero, como propietaria, directiva y madre. La importancia de poner en valor el liderazgo femenino y lo que tiene de distinto respecto al masculino, y la conformación de equipos mixtos “para sumar”, son dos de las conclusiones del I Congreso Mujer y Turismo organizado por TurisTEC y AnySolution y celebrado en Palma este miércoles. La mujer directiva tiene que convencerse de sus capacidades y “atreverse a levantar la mano y hablar”, explicó muy gráficamente María Frontera, la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

Isabel Piñero, vicepresidenta Grupo Piñero; Soraya Romero, Global Sustainability Manager de Iberostar Hotels; Lourdes Ripoll, VP adjunta al CEO en Meliá; María Frontera, Presidenta de la FEHM y Helena Murano, directora de CaixaBank Hotels & Tourism, expusieron ante un auditorio de mujeres y hombres del sector turístico, las dificultades y las fortalezas de la mujer a la hora de asumir cargos de responsabilidad en la empresa turística.

Isabel Piñero explicó que aunque al principio intentó imitar a su padre en el liderazgo del Grupo Piñero, un tiempo después se dio cuenta del error: debía encontrar su propia forma de liderar, por un lado, femenina y, por el otro, propia de su personalidad. Consideró que poner en valor ese liderazgo femenino y ser capaces de construir equipos mixtos para sumar, eran fundamentales no solo en las políticas de igualdad dentro de la empresa, sino también en su gestión y éxito. Respecto a la conciliación entre vida laboral y familiar, “es algo en lo que estoy trabajando”, dijo, aunque también reivindicó su papel como directiva y madre.

“La realidad es que somos directivas y madres, no tenemos que renunciar a nada, se pueden hacer ambas cosas sin remordimientos y sin sufrimiento, y hemos de dar ejemplo de ello. Mi familia es una de las 15.000 familias que tenemos a cargo en el Grupo Piñero”.

Soraya Romero dijo que la labor de la mujer directiva requiere “perseverancia, esfuerzo y renuncia”, y añadió “pero creo que los hombres también renuncian a cosas. Es cuestión de tomar decisiones”. Explicó que ahora mismo el liderazgo femenino es esencial para el negocio en Iberostar, “sobre todo en todo lo tocante a la sostenibilidad, liderada por Sabina Fluxá”. Reivindicó políticas igualitarias “para todos, desde la base”, para que las niñas crezcan confiando en sus capacidades.

“Creo que las mujeres hemos aprendido mucho de los hombres a la hora de liderar, y creo también que los hombres están aprendiendo de nosotras a gestionar mejor la parte más emocional de sus equipos”, concluyó.

Lourdes Ripoll recomendó a las mujeres “asumir riesgos y ser atrevidas” en su vida laboral, “hay que ser valientes y tomar las propias decisiones en la vida personal y profesional. Es cierto que cuando ha pasado el tiempo piensas que has dejado cosas en el camino, pero es que la vida es eso”, aseguró. “No hay que autoflagelarse, tú misma estableces tu trayectoria profesional, has de tener tus ambiciones y tomar tus decisiones”, aunque también reconoció que la cultura de las empresas marca, en muchas ocasiones, las oportunidades que se te ofrecen como mujer, según “si son empresas más rígidas o no”. Ripoll defendió la meritocracia como la mejor forma de nutrir a las empresas de buenos profesionales y de rechazar la discriminación. Explicó que en Meliá Hotels International el 25% de las directivas son mujeres, y que en la cantera de futuros talentos ya son el 50%. En el departamento corporativo las directivas llegan al 44%, mientras que en el tecnológico representan el 35%.

María Frontera, por su parte, reconoció que en la realidad es cierto que hay “muchas barreras”. Puso como ejemplo su propia empresa familiar, donde “es importante demostrar lo que vales, antes, trabajando fuera. Esto es bueno, pero luego a veces cuesta que te acepten como quien llega de fuera para cambiar las cosas… eres la niña de la casa, te han visto crecer…”.

Frontera recomendó a las mujeres “vivir según sus capacidades y no según sus creencias”, y atreverse “a levantar la mano y hablar, a presentarse voluntarias”, dejando ese plano discreto y de segunda fila.

Helena Murano habló de las “luces y sombras” de la igualdad en el sector de la banca, donde por otra parte, se ha avanzado mucho en los últimos años. Expuso que hay que hacer un último esfuerzo para romper estereotipos e ideas preconcebidas, aunque “las nuevas generaciones ya no tienen prejuicios”, se han librado de los sesgos inconscientes que llevan a la discriminación laboral.

En el congreso quedó claro que en los últimos años se ha avanzado en la igualdad entre hombres y mujeres en el sector turístico en muchos ámbitos, aunque también “queda mucho por hacer”. En el congreso también se ha dado visibilidad a mujeres directivas en el sector tecnológico y en la empresa turística desde la vertiente de la oferta complementaria y de las tendencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies