Blog

La sostenibilidad como elemento de construcción del destino

  |   Novetats

Hosteltur. La concienciación e implicación del cliente es uno de los retos del sector. La sostenibilidad no puede ser un fin, sino un elemento de construcción del destino. Así lo ha asegurado Antonio Ceia da Silva, presidente de la Entidad Regional de Turismo de Alentejo, en FiturtechY, insistiendo en que “ya se incluye en el perfil del nuevo turista; las fuentes de información, la preocupación ambiental y el deseo del viajero por encontrar lo distintivo de cada lugar le llevan a interesarse por destinos sostenibles”.

Los destinos turísticos por tanto, según Xavier Font, del equipo de la Oficina Técnica de Turismo de la Diputación de Barcelona, “serán sostenibles o no serán”. No en vano existe una relación íntima entre el turismo y el desarrollo sostenible, como ha destacado Alberto Guerrero, presidente de la Federación Española de Centros y Clubes de la Unesco: “El turismo es una de las industrias que mueve el mundo, y puede ser una importante arma para hacer frente a los retos del milenio. Para ello es necesario establecer puentes entre las políticas turísticas, patrimoniales y territoriales”.

En este sentido coincide con Cipriano Marín, coordinador de la Cumbre Mundial de Turismo Sostenible, que ha querido incidir en que el turismo tiene un gran poder como vector de regeneración de espacios. Precisamente ese poder ha de enfocarse más en mejorar la calidad de vida de los residentes que en los turistas, como ha especificado Juan Antonio Menéndez-Pidal, vicepresidente del Instituto de Turismo Responsable. Las ciudades “no se hicieron para ser visitadas, sino vividas”.

Patrick Torrent, presidente de NECSTOUR, lo tiene claro: “Los lugares deben ser mejores destinos para ser vividos para que sean mejores destinos para ser visitados”. En esta misma línea se ha manifestado David Miguel Pérez, concejal de turismo de Arona, quien ha subrayado que “potenciar el turismo sostenible hace que el destino pueda optar a un mejor tipo de cliente”.

En el caso de los hoteles sostenibles, Patricio Azcárate, director del ITR (Instituto de Turismo Responsable), ha aclarado que optar por ello “es poner en valor algo que te hace distinto frente a otros; hay que distinguirse”. Asimismo ha recalcado que el objetivo “no es un premio a ser más sostenible, es una garantía al turista de que tienen en cuenta dicho criterio de sostenibilidad”.

Retos

Pero a la industria se le plantean retos como la concienciación del público, según ha indicado desde la Secretaría de Turismo de México María Teresa Solís; o su desinformación, como ha aludido Arturo Cuenllas, CEO fundador de Concius Hospitality, en lo que todos los ponentes coincidieron. “Hay que hacer a los turistas partícipes; tiene que haber una importante labor de implicación”, ha declarado Susana Ibáñez, de la Secretaría General de Turismo de Andalucía.

Se está avanzando en este sentido, ya que según ha explicado Alberto Caldeiro, desde Ecoembes, “a España como sociedad el medioambiente no le importaba, pero cuando nos pusimos las pilas y supimos que debíamos cambiar, la gente es muy receptiva. Los embajadores de la sostenibilidad son los niños y las personas mayores”; mientras que Marc Oliveras, director de NotGreenWashing Institute, ha apuntado que “muchos turistas ya llegan con mucha sensibilidad hacia el tema, sobre todo los jóvenes sobre la población adulta”. Para Javier Gallego, consejero delegado de ZT Hoteles, “la clave de la sostenibilidad es la educación”.

No en vano, según ha señalado Manuel López, CEO de InterMundial Seguros, “la revolución debe iniciarse de manera individual por cada uno de nosotros y el consumidor debe ser el que exija. A partir de ahí las empresas deben adaptarse y la Administración, regular”. Todos los ponentes han coincidido en que la responsabilidad es compartida por viajero, industria y Administración pública y que debe iniciarse en el viajero.

Coste de la sostenibilidad

Sin embargo, algunos se han mostrado de acuerdo en que algo, por ser sostenible, no tiene por qué requerir más esfuerzo económico por parte del cliente. Pero para Manuel Molina, director de Hosteltur, “el viajero debe asumir que debe pagar más si quiere obtener un producto de calidad en términos de sostenibilidad”.

Y es que según Gallego “la sostenibilidad es cara y compleja. La rentabilidad de la sostenibilidad no se termina de creer. El valor emocional es mucho más rentable”. Por ello ha defendido que “el mensaje de la industria turística debe ser unir la sostenibilidad a la competitividad y saberlo explicar”.

En esta misma línea Coralía Pino, responsable del área de Sostenibilidad del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), ha puesto énfasis en la necesidad de que la industria sea capaz de comunicar las medidas que está haciendo en pos de la sostenibilidad para que el viajero no las entienda como un mero ahorro por parte del empresario, sino como un posicionamiento sostenible y que ambos, viajero e industria, se alíen para conseguirlo.

No en vano, analizando el coste que supone esa sostenibilidad al empresario, Luigi Cabrini, presidente del Global Sustainable Tourism Council (GSTC), ha resaltado que se trata de un coste a corto plazo, ya que el retorno de la inversión a largo plazo es mucho mayor.

A pesar de todo el camino que queda por recorrer, Alberto Navarro, colaborador técnico de FAS (Foro Asturias Sostenible), ve positivo el futuro: “Para 2024 hay estudios que indican que el 5% de todo el turismo mundial será ecoturismo. Es imparable”.

I Premio de Turismo Responsable

Manuel López ha presentado el Premio de Turismo Responsable que la Fundación InterMundial entregará en la siguiente edición de Fitur. El galardón se entregará a las empresas expositoras de la feria que cumplan con los criterios de responsabilidad empresarial para lograr un turismo de más calidad. El premio tendrá tres categorías (alojamientos, transportes y servicios e intermediación) y el plazo de inscripción se abrirá en octubre.