Blog

La implantación del registro horario: ¿Tabla rasa?

  |   Novetats
El Periódico de Cehat. Álvaro Rodríguez de la Calle Praeventis-Inspector de Trabajo y Seguridad Social en excedencia. Sofía Escobar Aleixandre Praeventis-Abogada. Hasta ahora, la normativa sobre la que descansaba la obligación empresarial de la llevanza del registro horario de sus empleados – artículos 12 y 35.5 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (en adelante, ET)– únicamente establecía dos supuestos de aplicación: Trabajadores con contratos a tiempo parcial y para aquellos que realizasen horas extraordinarias.
Esta última interpretación del alcance del registro de jornada provenía directamente del Tribunal Supremo (sentencia 246/2017, de 23 de marzo), quien, al anular la sentencia de la Audiencia Nacional dictada en el conocido como caso Bankia, asentaba su criterio fundamental en una cuestión sistemática por la cual al encontrarse la regulación del registro de jornada en el artículo 35 del ET, que regulaba las horas extraordinarias, sólo se podía exigir dicho registro en los casos en los que se constatase la efectiva realización de horas extraordinarias, y no como medio de prueba para comprobar si se realizaban o no horas extras, como así entendía la Audiencia Nacional.
Sin embargo, el pasado 12 de marzo de 2019 se publicaba el Real Decreto-ley 8/2019, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, en el que se introdujo, entre otras medidas, la obligación de todas las empresas de garantizar un registro diario de jornada de todos sus trabajadores, situándolo en el apartado 9º del artículo 34 del ET (y manteniendo el artículo 35 del mismo en vigor).
Este establece la obligación empresarial de registrar el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora. Añade que los registros deben estar a disposición de cada trabajador, de los representantes legales, así como de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (en adelante, ITSS), y que debe conservarse durante cuatro años.
Además se introduce la participación de los representantes legales de los trabajadores, y serán estos y la empresa los encargados de decidir cómo se “organizará y se “documentará”. Únicamente cuando no haya el citado acuerdo con la representación legal, se podrá implantar unilateralmente por el empresario.
La ventaja de esto es el blindaje, siempre y cuando exista ese acuerdo entre la representación legal de los trabajadores y la empresa, frente a los casos en los que la ITSS someta a valoración la organización y documentación del registro acordado.
Adicionalmente, puede suponer otra ventaja para erradicar prácticas absentistas por parte de los trabajadores. Si una hipotética sanción a un trabajador se asienta en un sistema de registro acordado con sus representantes legales, poco podrá alegar el trabajador incumplidor en este sentido.
Por otra parte, surgían dudas sobre cuándo se debía implantar el registro de jornada.
Según la disposición final sexta del decreto-ley, el 12 de mayo del 2019 (“a los dos meses de su publicación”, reza la norma). No obstante, nada indica la norma si el 12 de mayo de 2019 había que comenzar la negociación o el 12 de mayo tenía que estar implantado el registro. Se debe entender que el 12 de mayo se debería haber comenzado la negociación. Si no existe representación legal de los trabajadores en la empresa, esta lo deberá implantar efectivamente el día 12 de mayo de 2019.
Con fecha 13 de mayo de 2019, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social publicó una Guía sobre el Registro de Jornada, intentando resolver las cuestiones de mayor calado que planteaba el Real Decreto-ley publicado.
Entre otras aportaciones, menciona que a los cargos de confianza y mandos intermedios también se les aplica la obligación de registro pese al pacto de disponibilidad horaria el cual compensa esa mayor exigencia de tiempo de trabajo con la retribución obtenida por el trabajador.
Otra importante aportación es la referencia al uso de sistemas de videovigilancia o geolocalización siempre y cuando se respete el derecho a la intimidad de los trabajadores previsto en el ET y en la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales.
Esta Guía también explica que la el hecho de que los registros permanezcan a disposición de las personas trabajadoras, significa que estas puedan acceder a los mismos en cualquier momento, sin implicar ello la entrega de copias.
El 10 de junio de 2019 la propia ITSS publicaba el Criterio Técnico 101/2019 sobre actuación de aquella en materia de registro de jornada, anulando con él la Instrucción 3/2016 sobre intensificación del control en materia de tiempo de trabajo y de horas extraordinarias.
En este documento, la Inspección define el registro horario como un instrumento para el control del cumplimiento de la normativa en materia de tiempo de trabajo. Además, se refiere al mismo como un registro que debe ser objetivo, fiable y accesible.
Respecto de las consecuencias sancionadoras para las empresas para el caso de no cumplir con esta obligación legal, el Real Decreto-ley modifica el apartado 5 del artículo 7 de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, tipificando expresamente la falta de registro de jornada como infracción grave (multa de 626 a 6.250 euros).
Como conclusión, podemos aventurarnos a señalar tres tipos de reacciones a esta reforma:
– Las empresas que no recurran a la realización de horas extraordinarias podrán verse afectadas por esta obligación que, muchas de ellas, considerarán anacrónica;
– Las empresas que recurran a la realización de horas extras, registrando su realización, abonándolas a los trabajadores y cotizando a la Seguridad Social por ello, no se verán afectadas por esta obligación;
– Las empresas que realicen horas extraordinarias que no las abonan ni compensan y, obviamente, no las cotizan a la Seguridad Social, serán las que se verán más afectadas, en tanto en cuanto esta obligación tiene por objetivo dirigirse a estas empresas (esperemos que la ITSS tenga este objetivo presente).

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies