Blog

L_142147_exceltur-julio-19

Exceltur prevé que este verano será similar al de 2018

  |   Novetats

Hosteltur. Las previsiones para la temporada estival recién iniciada son “moderadamente optimistas”, según indicó hoy José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, con niveles de afluencia de viajeros similares a los del año pasado. De hecho, detalló que el 40,7% de los empresarios encuestados para el informe ‘Perspectivas turísticas’ espera aumentar sus ventas, y un 45,3%, sus resultados, en un contexto de desaceleración de la actividad turística. Tendencia que se consolidó en el segundo trimestre del año, cuando el PIB turístico avanzó un 1,7%, frente al repunte del 2,3% de los tres meses anteriores. El crecimiento estuvo impulsado en gran medida por el mercado doméstico y el turismo extranjero en los destinos urbanos, mientras los de costa registraron notables caídas. El empleo se mantuvo en la senda positiva, con un aumento del 3,7%. El informe de Exceltur destaca el buen comportamiento de la actividad turística en las ciudades y en las zonas de interior entre abril y junio, mientras que los enclaves de costa más dependientes de la demanda extranjera -en especial la que viene con turoperador- registraron caídas, sobre todo Baleares y Canarias.

La llegada de turistas internacionales sigue en aumento, pero se reduce la estancia media -en 1,6 días, hasta los 6,9 desde los 8,5 que registraba en el mismo periodo en 2012- y, en consecuencia, las pernoctaciones. Retroceden un 2,9% en el total de la oferta alojativa y un 0,3% en el alojamiento reglado. En los destinos de sol y playa más dependientes de turoperador, las pernoctaciones caen un 2,7% de marzo a mayo, en especial en el mercado alemán (8,7%) y nórdico (7,8%).

Se incrementan los ingresos en destino a un ritmo del 3,5% debido a la llegada de perfiles de visitante de mayor gasto diario, que optan sobre todo por destinos urbanos.

Según explicó el director de estudios de Exceltur, Óscar Perelli, el descenso en las noches de hotel se debió a la mejora de los destinos competidores, que implica una caída de las estancias en las costas españolas; el abaratamiento de los precios del transporte aéreo, que permite realizar desplazamientos más cortos sin la necesidad de amortizar el precio del billete con una estancia más larga, o la tendencia de los turistas a distribuir sus vacaciones en periodos más cortos.

Los países competidores del Mediterráneo recuperaron en 2018 gran parte de los visitantes perdidos en los años anteriores por la crisis social y política, y este año se consolida la tendencia. De hecho, las llegadas de turistas a Turquía, crecían a un ritmo del 11,3% -un 20% se debe a los países europeos- desde principios de año hasta mayo, y un 45,7%, Egipto.

José Luis Zoreda destacó el favorable comportamiento del mercado doméstico, con un aumento de las pernoctaciones del 3,8% entre marzo y mayo, y un incremento de sus salidas a otros países, con un avance del 10,4% en los pagos efectuados.

Se mantiene la tendencia a la ralentización

Este verano Exceltur prevé niveles de afluencia de visitantes similares a los del verano de 2018, y de cara al tercer trimestre anticipa que seguirá consolidándose la tendencia a la ralentización en el consumo turístico extranjero -iniciada en el arranque de 2018- básicamente por la recuperación de los destinos competidores.

Teniendo en cuenta este contexto, Exceltur mantiene su previsión del crecimiento del PIB turístico en un 1,6 % para el conjunto de 2019, situándose por segundo año consecutivo por debajo del incremento previsto para la economía española (del 2,4 %).



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies