Blog

España, a la cola en ayudas directas a las empresas por la pandemia

  |   Novetats

La Vanguardia. A diferencia de Alemania o Italia, priman las moratorias, señala el Banco de España. Aunque a grandes rasgos las políticas públicas para abordar el tsunami de la pandemia se repiten en las principales economías europeas, un primer balance arroja algunas peculiaridades en la reacción del Gobierno español ante la Covid-19. Mientras que Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido optaron por las subvenciones y las transferencias directas para apuntalar las empresas y aliviar la carga fiscal a pymes y determinados sectores, España se queda sola al circunscribir
las ayudas a aplazamientos en el pago de suministros, alquileres e hipotecas, así como moratorias para impuestos y deudas tributarias, según un análisis comparativo publicado ayer por el Banco de España.

A modo de ejemplo, el supervisor detalla que Alemania implantó ayudas para cubrir costes fijos operativos, con “un pago único de hasta 9.000 euros para negocios con plantillas de no más de cinco empleados, y de hasta 15.000 euros para los de un máximo de diez”. Francia estableció un fondo con un pago único de hasta 1.500 euros para pequeños negocios afectados. En el Reino Unido aprobaron un subsidio de 10.000 libras para “las microempresas que no pudieran beneficiarse del recorte acordado para el impuesto sobre bienes inmuebles no comerciales”…

En cambio, hay mayor alineación cuando se catalogan las políticas de apoyo a las rentas de las familias (en España, a través por ejemplo del nuevo ingreso mínimo vital), la protección del empleo (con esquemas como los ERTE, basados en las suspensión del puesto de trabajo o la reducción de horas trabajadas; salvo el Reino Unido y EE.UU. que se han decantado por premiar a las compañías que han mantenido las plantillas durante el parón) y en paquetes de avales públicos para favorecer la liquidez de las compañías.

El informe del supervisor, que recoge con detalle las medidas adoptadas desde el estallido de la crisis de la Covid-19 en los países europeos citados y en Estados Unidos, cuantifica los programas de avales (ver info) y destaca que España es la economía donde se han utilizado en mayor proporción dinero público para avalar préstamos a autónomos y empresas –en torno a un 50% de los 100.000 millones de euros destinados hasta junio, frente a Alemania, Italia y el Reino Unido, que no llegan al 10%–.

“El elevado nivel de endeudamiento público y déficit de España condiciona, y mucho, el margen de su política fiscal. También el tipo de ayudas y su efecto sobre la deuda y el déficit público”, explica Joaquín Maudos, catedrático de Economía de la Universidad de Valencia y director adjunto del Ivie. “Medidas como moratorias y avales, en principio, no afectan al endeudamiento público, a diferencia de las ayudas directas a empresas y familias”.

Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas, coincide en la falta de “espacio fiscal” para España. Torres reconoce que es pronto para saber qué tipo de políticas serán finalmente las más efectivas, aunque defiende que no haber hecho tantas transferencias directas ha contribuido probablemente a que España “esté experimentando una recesión más profunda”. Ambos expertos ven difícil reducir impuestos o aplicar bonificaciones fiscales a empresas o sectores concretos. Maudos recuerda que “la capacidad es casi nula, teniendo en cuenta la baja presión fiscal” y Torres defiende que una bajada del IVA no aumentaría el consumo, “porque no estamos ante un problema de precios”.

El supervisor advierte asimismo que esta política contra el impacto del coronavirus “tendrá, previsiblemente, implicaciones relevantes para la senda de deuda pública en los países avanzados”, que se notará en el proceso de recuperación. Bruselas ya dibuja mantener la flexibilidad sobre las reglas de estabilidad presupuestaria hasta el 2022, tal y como confirmó al Financial Times el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

Por su parte, el Banco de España reconoce que la “elevada incertidumbre” sobre la pandemia y la recuperación “requerirá en el futuro evaluar la continuidad y la adecuación de los programas de apoyo por parte del sector público”.

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies