Blog

Ecoturismo, valor al alza para atraer a los mercados internacionales

  |   Novetats

Hosteltur. España en general, y Asturias en particular, pueden hacer todavía mucho más para dar a conocer su monumental oferta de ecoturismo entre los principales mercados internacionales y así aprovechar aún mejor el enorme potencial de este segmento, del que hay aspectos no suficientemente promocionados, como la observación de fauna. Así se puso de relieve durante la mesa redonda ‘Turismo de Naturaleza en Asturias y el mercado internacional’ celebrada en el marco del Primer Foro Internacional de Ecoturismo de España, que moderó el biólogo Luis Frechilla. “La gente tiene cada vez más una mayor conciencia, se centra cada vez más en Europa y quieren valorar los tesoros que tenemos en Europa, sin tener que ir a otros destinos a nivel internacional”, destacó Sabine Bengsston, directora de la agencia de viajes Perlenfaenger, que aludió a la situación del mercado alemán.

Bengsston incidió en que, por su experiencia, tanto el norte de España como Asturias son zonas bastante desconocidas para el mercado alemán, para el que el país es mucho más famoso por sus destinos de sol y playa.

En este sentido, defendió la importancia de seguir trabajando para dar una mayor promoción al ecoturismo en el país y llegar a este tipo de turistas que están interesados en este segmento, pero no conocen la oferta española.

“Al principio tenía que explicarlo mucho porque la gente apenas sabía que existían osos en el norte de España, si llegaban a mi web lo hacían por accidente. Me decían, ‘quiero ir a Kamchatka a ver osos’. Y les respondía: ‘no tienes que ir necesariamente a Kamchatka a ver osos, puedes verlos en el norte de España”, ilustró

Al respecto, detalló que estos viajeros cuando llegan a estos destinos de ecoturismo de nuestro país se asombran con lo que encuentran en ellos: “se sorprenden cuando encuentran naturaleza virgen no sobreexplotada por el turismo en España”, indicó.

En este punto, abundó en la importancia del ecoturismo para España, clave especialmente en el norte del país, ante el feedback positivo que le dejan sus viajeros, y abogó por marcar las diferencias entre ecoturismo y turismo activo.

Modelo para Francia

En ese bajo grado de conocimiento entre el turista internacional de la amplia oferta de ecoturismo de España coincidió Pierre Boutonnet, director de la agencia de Viajes Yuhina, quien analizó el estado del mercado francés y el público francófono.

“Si hablamos de España con viajeros franceses conocen el sol y playa, la paella y el flamenco, pero no saben nada de su fauna. Asturias no aparece en el mapa del turismo español, salvo para expertos y naturalistas”, indicó.

De ahí la importancia de darlo a conocer. “En Francia la gente se está cansado del turismo clásico y está encantada de descubrir este tipo de turismo en España”, dijo Boutonnet, que ofreció la receta que trasladó a la gente de este destino cuando le preguntaron cómo podría mejorar: “No hay que hacer nada, solo conservar porque en Asturias lo tenemos todo: productos, paisajes, gastronomía, patrimonio arquitectónico y fauna. Con una buena política de conservación y ofreciendo calidad en el servicio puede convertirse en un ejemplo de un destino de ecoturismo de calidad para Europa”, destacó.

Precisamente, señaló que desde el punto de vista de conservación, Asturias ya es un modelo a seguir para Francia. “Yo soy de los Alpes, y tenemos los mismos hábitats que Asturias -montañas, bosques- pero no somos capaces de observar la naturaleza como aquí porque no hay la misma población de animales. Conozco toda Europa y no hay muchos sitios que tengan el potencial de permitir la observación de una lista tan importante de animales”, sostuvo.

Más allá del oso

Algo más conocido es el patrimonio natural asturiano para el mercado británico y anglófono, según reveló Dani López-Velasco, guía ornitológico de la agencia de viajes Birdquest, quien abordó la situación de estos viajeros. “Hace diez años estos turistas – entre los que citó a ingleses, norteamericanos, australianos y nórdicos- no nos sabían situar, pero ahora ya saben dónde estamos”, indicó.

En cuanto a aspectos a apuntalar, Dani López-Velasco observó que si bien el oso se ha convertido en la especie icónica de la región, se ha dejado de lado dar a conocer su riqueza en lo que a otros mamíferos se refiere y, en especial, de sus aves, algo que sí han hecho otras comunidades como Extremadura. “Aquí hay un potencial muy grande y se puede crecer mucho promocionándolas”, señaló.

“Cada vez hay más clientes interesados en ver aves, quieren ver también mamíferos y combinar, ver osos pero no solo osos, también aves. Hay lugares que podrían ser nuevos Somiedos [el parque natural], hay aves que la gente tiene interés en ver y que no se están publicitando lo suficiente”, apuntó.

En este punto puso el ejemplo del treparriscos, un ave que ya está criando a 40 minutos de Oviedo y que se puede observar. “Es un ave espectacular, como una mariposita, una especie icónica que a le gusta mucho a los turistas extranjeros”, y que a su juicio atraería a muchos más viajeros europeos.

 

 

 

 

 

 

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies