Blog

Economía o política, ¿qué decanta las inversiones hoteleras?

  |   Novetats

Hosteltur. Que la política tiene una gran influencia en el devenir del sector turístico no es ninguna novedad, pero ¿es realmente un elemento que decante las inversiones de fondos y firmas de capital riesgo hacia un destino u otro o tan solo importa la economía? A juicio de los inversores reunidos en el XXI Foro Internacional de Inversión Hotelera (IHIF) esta última pesa más que cualquier cuestión política (Cumbre hotelera mundial en Berlín: 2.300 profesionales de 80 países).

“Estamos enfocados en eventos macroeconómicos en lugar de políticos. A medida que observamos los macrocontroladores, nos sentimos positivos sobre el futuro”, resumía Abhishek Agarwal, director de Real Estate de Blackstone Group, quien aseguró que problemas como el Brexit en Reino Unido no han actuado como un elemento de disuasión.

Coincidió en esta opinión Desmond Taljaard, director gerente de hoteles de London & Regional, para quien “ha habido una histeria causada por el enorme cambio radical en las influencias y aspiraciones políticas. Me importa menos el Brexit que la gente hablando de eso todo el tiempo. Prefiero entrar en pánico sobre quién está impulsando la economía. Hay preocupaciones macroeconómicas más grandes que las políticas”, detalló. Taljaard insistió en que “solo se puede evaluar el riesgo político en un espejo retrovisor”.

Por su parte Coley Brenan, socio y jefe para Europa de KSL Capital Partners, señaló que “cuando observamos los múltiples ciclos y observamos los hábitos de los consumidores, el Reino Unido sigue siendo muy atractivo. Si estás en los resorts a largo plazo, verás oportunidades significativas para salir en los próximos cuatro a 10 años”. A su juicio sí hay ciertas “nubes en el horizonte. Muchas industrias se verán afectadas, las nuestras incluidas, pero yo soy positivo”, insistió.

De hecho, en términos generales y según una encuesta de CBRE Hotels el 37 por ciento de los inversores está buscando un crecimiento de capital este año frente al 24% de 2017. “Hay un muro de dinero mirando el sector hotelero en este momento. El año pasado fue un frenesí y es probable que este 2018 sea más que eso”, aseguró Keith Lindsay, director gerente EMEA de la consultora.

El representante de Blackstone hizo hincapié en que en los últimos años parece haber un desequilibrio entre el lado de la demanda y el de la oferta. “Por poner un ejemplo, España registró el año pasado 82 millones de turistas internacionales, fue el segundo país más visitado a nivel mundial detrás de Francia. Eso es enorme. Eso es bueno para el negocio del ocio. Si nos fijamos en la capacidad de las aerolíneas europeas y en sus libros de pedidos, sí vemos a dónde están asignando plazas para el futuro, España está creciendo en un 11 por ciento. Pero si miras el suministro, hay poco. Hay una costa limitada para crecer. No se ha invertido tanto en el sector como en otras áreas. Hay una oportunidad de obtener rendimiento invirtiendo en negocios mal invertidos”.

“El desafío de las ubicaciones de los resorts es encontrar, abastecer y ejecutar”, advirtió Desmond Taljaard, director gerente de hoteles de London & Regional. “Es un mercado mucho más sofisticado”.

 



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies