Blog

imatge 3

Barómetro hotelero: los destinos más resilientes… Y los que más sufren

  |   Novetats

Hosteltur. La industria hotelera en España dobló sus ingresos en 2021 respecto al año anterior pero “seguimos lejos de las cifras prepandemia”.

La industria hotelera en España dobló sus ingresos en 2021 respecto al año anterior por lo que ha comenzado a superar la crisis del coronavirus que comenzó en marzo de 2020. Sin embargo, “seguimos lejos de las cifras prepandemia” y “la recuperación se presume larga, especialmente en aquellos destinos con mayor dependencia del turismo internacional”. Así lo apuntan las firmas STR y Cushman & Wakefield en su informe “Barómetro del Sector Hotelero” correspondiente al ejercicio 2021. Las siguientes infografías interactivas muestran los datos clave del año pasado. Hemos añadido también datos de Portugal facilitados por STR.

Según apunta el citado informe, “España ha logrado en 2021 una ocupación global en sus hoteles del 31,6%, un 68% más que en 2020”.

Por su parte, los ingresos por habitación disponible han crecido también hasta los 35,9 €, el doble que los 17,9 € que se obtenían en 2020, “el peor año del ciclo histórico del sector”.

El ADR (precio medio diario) alcanzó los 113,6 €, un 20% más que en 2020. “Este último indicador es el que se ha mantenido en niveles altos a pesar de la pandemia, demostrando la voluntad de las cadenas hoteleras por mantener precios a pesar de las dificultades generadas por la baja ocupación”, indica el informe.

Destinos más resilientes

El Barómetro Hotelero apunta que Málaga es la única ciudad que supera el 50% de ocupación en el global del ejercicio 2021.

En este sentido, “la Costa del Sol demuestra que es uno de los destinos actualmente más interesantes del conjunto de España. Málaga logra la mejor ocupación de toda España con un 51% en el conjunto del año, que supone un crecimiento del 95% respecto a 2020. Por su parte, Marbella se queda en un 29% en ocupación, pero logra el RevPAR y el ADR más altos de toda España, 272 € y 80 €, respectivamente”.

Zaragoza y Alicante completan el pódium de las ciudades con mejores ocupaciones, con un 49% y un 46%, respectivamente, indica el informe.

Destinos que sufren más

Por el contrario, según indica el informe, las ocupaciones más bajas se han registrado en Baleares (21%) y Canarias (29%).

“La estacionalidad de Baleares explica una ocupación tan baja en el global del año”, apunta el Barómetro Hotelero.

De acuerdo con el informe, “la recuperación se presume larga, especialmente en aquellos destinos con mayor dependencia del turismo internacional. En estos destinos, como Canarias, Baleares o Barcelona, las condiciones de movilidad afectan la llegada de un porcentaje de turismo que es fundamental para la dinamización del sector”.

Cabe recordar que en el conjunto de España la ocupación fue del 31,6% en 2021, cuando en 2020 fue del 19%, mientras que en 2019 llegó al 75%.

Recuperación a distintas velocidades

En opinión de César Escribano, Country Manager de STR para España y Portugal, “en 2021 hemos visto cómo la recuperación ha cogido diferentes velocidades con destinos vacacionales y Madrid, por ejemplo, obteniendo mejores cifras que las Islas, tanto Canarias como Baleares, o Barcelona”.

“La actividad alcanzada durante la temporada veraniega que se alargó hasta septiembre-octubre fue muy buena, pero la llegada de la variante ómicron ha vuelto a frenar expectativas”, añade Escribano.

  • “Barcelona y Madrid logran un ADR casi idéntico, pero la tendencia en Barcelona es bajista”
  • “La estacionalidad de Baleares explica una ocupación tan baja en el global del año”
  • “La Costa del Sol demuestra que es uno de los destinos actualmente más interesantes del conjunto de España”

La industria hotelera en España dobló sus ingresos en 2021 respecto al año anterior por lo que ha comenzado a superar la crisis del coronavirus que comenzó en marzo de 2020. Sin embargo, “seguimos lejos de las cifras prepandemia” y “la recuperación se presume larga, especialmente en aquellos destinos con mayor dependencia del turismo internacional”. Así lo apuntan las firmas STR y Cushman & Wakefield en su informe “Barómetro del Sector Hotelero” correspondiente al ejercicio 2021. Las siguientes infografías interactivas muestran los datos clave del año pasado. Hemos añadido también datos de Portugal facilitados por STR.

Según apunta el citado informe, “España ha logrado en 2021 una ocupación global en sus hoteles del 31,6%, un 68% más que en 2020”.

Por su parte, los ingresos por habitación disponible han crecido también hasta los 35,9 €, el doble que los 17,9 € que se obtenían en 2020, “el peor año del ciclo histórico del sector”.

El ADR (precio medio diario) alcanzó los 113,6 €, un 20% más que en 2020. “Este último indicador es el que se ha mantenido en niveles altos a pesar de la pandemia, demostrando la voluntad de las cadenas hoteleras por mantener precios a pesar de las dificultades generadas por la baja ocupación”, indica el informe.

Destinos más resilientes

El Barómetro Hotelero apunta que Málaga es la única ciudad que supera el 50% de ocupación en el global del ejercicio 2021.

En este sentido, “la Costa del Sol demuestra que es uno de los destinos actualmente más interesantes del conjunto de España. Málaga logra la mejor ocupación de toda España con un 51% en el conjunto del año, que supone un crecimiento del 95% respecto a 2020. Por su parte, Marbella se queda en un 29% en ocupación, pero logra el RevPAR y el ADR más altos de toda España, 272 € y 80 €, respectivamente”.

Zaragoza y Alicante completan el pódium de las ciudades con mejores ocupaciones, con un 49% y un 46%, respectivamente, indica el informe.

Destinos que sufren más

Por el contrario, según indica el informe, las ocupaciones más bajas se han registrado en Baleares (21%) y Canarias (29%).

“La estacionalidad de Baleares explica una ocupación tan baja en el global del año”, apunta el Barómetro Hotelero.

De acuerdo con el informe, “la recuperación se presume larga, especialmente en aquellos destinos con mayor dependencia del turismo internacional. En estos destinos, como Canarias, Baleares o Barcelona, las condiciones de movilidad afectan la llegada de un porcentaje de turismo que es fundamental para la dinamización del sector”.

Cabe recordar que en el conjunto de España la ocupación fue del 31,6% en 2021, cuando en 2020 fue del 19%, mientras que en 2019 llegó al 75%.

Recuperación a distintas velocidades

En opinión de César Escribano, Country Manager de STR para España y Portugal, “en 2021 hemos visto cómo la recuperación ha cogido diferentes velocidades con destinos vacacionales y Madrid, por ejemplo, obteniendo mejores cifras que las Islas, tanto Canarias como Baleares, o Barcelona”.

“La actividad alcanzada durante la temporada veraniega que se alargó hasta septiembre-octubre fue muy buena, pero la llegada de la variante ómicron ha vuelto a frenar expectativas”, añade Escribano.

Por su parte Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, considera que “los niveles de la industria de 2019 no podemos esperarlos hasta que haya una superación real de la pandemia, pero la recuperación ya se ha iniciado de forma sólida, la gran mayoría de hoteles han reabierto y la demanda demuestra que hay ganas de viajar y su capacidad de gasto es elevada”.

“El segmento del ocio va a acelerar su actividad en cuanto el contexto lo permita y segmentos como MICE deberán esperar un poco más, si bien es cierto que ya empezamos a ver también actividad congresual y de ferias”, dice Grau.

Análisis del ADR

De acuerdo con el informe, el ADR en España rozó los 114 € en el conjunto de 2021, un 20% más que en 2020. “La industria hotelera ha logrado, a pesar de las dificultades, empezar a recuperar precios con el alza de ocupaciones”, explica.

Además, varios destinos estuvieron muy por encima de la media nacional como Marbella (272 €), Baleares (187 €), o Canarias (126 € de precio medio).

El ADR del conjunto de España en 2019 fue también de 114 €.

El informe apunta también que “el único destino que reduce sus precios un 2,5% es Barcelona, pasando de 103 € en 2020 a 101 € en 2021”.

En opinión de Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, “Barcelona y Madrid logran un ADR casi idéntico, pero la tendencia en Barcelona es bajista porque está costando recuperar el turismo internacional, especialmente americano y asiático”.

“En cualquier caso, la industria hotelera ha hecho un esfuerzo por seguir ofreciendo un producto atractivo con precios estables, lo que posibilitará una recuperación sólida”, añade Hallé.

Análisis del RevPAR

Por lo que respecta a los ingresos por habitación disponible (RevPAR), “este indicador ha apuntado al alza desde la temporada de verano con una mejora sustancial de la actividad gracias a la demanda del turista nacional”.

En el conjunto del año, los ingresos se han situado en los 35,9 €, con Marbella, Málaga y Alicante ocupando las tres primeras posiciones del ranking con 80 €, 51 € y 45 €, respectivamente.

Por su parte, en la parte baja encontramos a Zaragoza (29 €), y Granada (27 €). En Madrid se ha logrado un RevPAR de 35,5 € en el conjunto del ejercicio, mientras que en Barcelona no ha pasado de 31 €.

El Barómetro del Sector Hotelero recoge datos de 1.200 hoteles y alrededor de 150.000 habitaciones en la Península Ibérica. El estudio es fruto de la alianza entre STR, proveedor de benchmarking, analítica y conocimiento del mercado, especialmente en el sector hotelero, y Cushman & Wakefield España, firma especializada en servicios inmobiliarios.

Datos de Portugal

En la infografía interactiva también podemos visualizar datos facilitados por STR sobre el comportamiento de los hoteles en Portugal a lo largo del año pasado y en comparación con 2020.

Así, la ocupación hotelera media en el país fue de 27,6%, lo que supuso una mejora frente al 18,9% del año 2020.

El precio medio diario (ADR) de los hoteles en 2021 fue de 120 euros, un 19,5% más que en 2020.

El RevPAR alcanzó los 33,36 €, de modo que los ingresos por habitación disponible en el conjunto del año aumentaron un 75% respecto a 2020.

Según explica César Escribano, responsable de STR para el sur de Europa, “Portugal vive una situación muy similar a lo que ocurre en España, aunque se ve más afectado por la caída del turismo internacional”.

Este efecto se nota sobre todo en la región del Algarve, por su alta dependencia del mercado emisor británico, el cual ha estado sujeto a importantes restricciones y vaivenes durante 2021, añade Escribano.

De cara a la primera mitad de 2022, la situación podría ir mejorando a partir de marzo tanto para los hoteles portugueses como para los españoles. “Si se relajan las restricciones de viajes y mejora la situación sanitaria, el turismo intrarregional en Europa se verá muy favorecido”. La clave será la Semana Santa, indica el directivo de STR.



Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Més informació ACEPTAR
Aviso de cookies